Noticias

En relación con recientes notas periodísticas referidas a mi persona y a mi hijo, José Gibran Chapur Dájer, en el sentido de la supuesta compra irregular de un predio ubicado en la Riviera Maya, Quintana Roo, por medio de la empresa IHC Inmobiliaria, S.A. de C.V., la cual, también teóricamente, activó una investigación por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, manifiesto lo siguiente:

Desconozco si esta investigación está en curso pues, a la fecha, no he recibido citatorio para presentarme a comparecer ante dicha autoridad. En caso de recibir un requerimiento, lo haré tantas veces como sea necesario, a fin de acreditar la transparencia de las adquisiciones y demás actos jurídicos realizados por la empresa inmobiliaria.


Asimismo, se ha dicho que huí del país ante tal amenaza persecutoria. Nada más lejos de la verdad, pues continúo con mis actividades cotidianas en México, y resido en el domicilio de siempre al lado de mi familia.

La operación inmobiliaria a la que se ha hecho referencia fue realizada directamente con el propietario del predio legítimamente adquirido, no así, como falsamente se ha dicho, con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano. Finalmente, dejo en claro que el terreno adquirido por parte de la persona moral no cuenta con frente de mar. Todo esto cuenta con el debido soporte documental.

En todo negocio y actividad empresarial en la que he participado, lo he realizado en estricto apego a la ley, pues tengo una responsabilidad moral para con mi país, mi familia y miles de colaboradores de nuestras empresas.

Tan es así que, a lo largo de los últimos cincuenta años, he trabajado para ser un generador de empleos y promotor del comercio, los servicios y el turismo a nivel nacional. La gente que me conoce puede corroborar mi dicho.

Sirva la presente, asimismo, como parte del legitimo ejercicio de derecho de réplica, en términos del articulo 6° Constitucional.